Juventud

Vamos a actuar en base a esa obstinada idea de mantenernos jóvenes.

Lo que alcanzo a ver es que el humano común no quiere morir. O más bien, no quiere ir viendo cómo se sucede el proceso de muerte diaria. O lo que es lo mismo: el humano común no suele aceptar el diario proceso de oxidación que naturalmente vivimos todos en mayor o menor medida.

Aquí lo interesante será cuál es “la idea” que cada uno tenemos de lo que significa ser joven. ¡Eso es lo que marca toda la diferencia en nuestro cotidiano actuar! Hay gente cuya idea de juventud radica en la piel del rostro, otros en el tamaño de la cintura, otros en el color del pelo o en la cantidad de él, otros en la ropa, otros en el número de conquistas sexuales, otros en la actitud, y seguro habrán otras ideas muy personales de lo que puede significar para alguien juventud. De esas “ideas personales” de lo que significa ser joven es que veremos revelados el predominio de los comportamientos cotidianos.

Para mí, ¡es hermoso ser joven! Lo que no me importa es estar joven.

Creo que no tengo que decir más.

Anuncios