Fluye con positiva expectativa.

Estoy en Torreón y saliendo de un mega evento de gran éxito pletórico de felicidad, al llegar al aeropuerto para el regreso a la ciudad de México nos reciben con la sorpresa de que el vuelo estaba retrasado unas 3 horas. Esperé en el aeropuerto y al final de las primeras dos horas de espera nos informan que el vuelo estaba definitivamente cancelado! Las tremendas lluvias de la ciudad de México paralizaron los vuelos y el funcionamiento del aeropuerto por varias horas y miles de pasajeros que viajábamos al DF y miles que salíamos nos vimos afectados donde toda nuestra agenda se cambia súbitamente.

Para más vuelos, lógicamente al estar todos buscando otros para regresar, se llenaron y empezó otra tragedia donde ya no hay vuelos para regresar. Seguimos buscando. Surgen ideas como tomar un camión para una ciudad relativamente cercana y ver si de ahí parte un avión al DF. Todos llenos. Seguimos buscando. Nada. Solo me quedó la opción de la oferta que te da la línea aérea: pagarte una noche de hotel y alimentos hasta el siguiente vuelo disponible. Tomé esa.

Dos opciones se visualizaban: una era actuar como la vi que la mayoría actuó, con coraje y desesperación combinados, angustiándose al buscar cómo regresar para pendientes programados. O la segunda opción, una propia de Nueva Conciencia, dejarse fluir e ir con la corriente de la pauta de los nuevo programa que la vida presenta, sin pujar, sin jalar, sin molestarse. Fluir con una expectativa emocionante esperando ser sorprendido positivamente por la vida misma. Esa ha sido siempre la opción que tomo en casos así.

¿Quién me presentará la vida con este súbito cambio que termine siendo un contacto importante en mi vida? ¿A quién voy a conocer que me guste la experiencia? ¿Cómo se expandirán sorpresivamente mis negocios con este súbito cambio? ¿Qué podré leer con tanto tiempo libre y que antes no había podido leer y qué trascendente mensaje me traerá esa lectura en este preciso momento de mi vida? ¿Qué mega exquisita comida me prepararán mañana por haberme quedado aquí? ¿Quién se acercará a mí para un encuentro súper valioso?

He afirmado en mis conferencias que detrás de toda tragedia hay siempre oculta una bendición. Es emocionante vivir con la expectativa de ella en momentos así, momentos donde, por antonomasia, son los perfectos para que te sorprenda su llegada. Fluye con positiva expectativa. Espera lo mejor. Sucede. Y mientras sucede, la pura espera con esa actitud ya vale la pena, y mucho.

¡Emoción por Existir! -Alejandro ArizA.

Anuncios

2 comentarios sobre “Fluye con positiva expectativa.

  1. Hola. Ya. Soy. Una mas. De. Tus. Seguidoras. Y. Admiradoras. Mas. Fieles. Desde. Hace. Años, siempre. Te. Pongo. De ejemplo. Y. Sigo. Regalando. Tus. Libros a. Quienes. Los necesitan, recibe. Un fuerte. Abrazo para ti. Y tu alma gemela. Que siempre los recuerdo. Con cariño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s