Orar: la esencia de mi éxito.

Hoy, un día que nunca voy a olvidar en mi vida entera, nunca voy a olvidar el cuarto domingo de cada junio. Hoy cumplo un año exactamente de lo que parece como si hubiera sido ayer; hoy, pero hace un año exactamente vivía una angustia económica muy grande, la más preocupante de toda la historia de mi vida. Muchas noches sin poder dormir. El cuarto domingo de junio del 2014, a las 4:45 am, me levanté a hacer lo que sentí ya como el único remedio que tenía: hacer oración. Hice una profunda oración, y que hoy sé que es una de las más poderosas que he hecho en mi vida. Todavía recuerdo la tremenda concentración en ese bendito silencio que se sucede a esa hora y dije:
¡Él puede multiplicar! Hice la oración más breve de toda mi vida y la que más transformó mi historia:

“Señor… ¡ayúdame!” –fue todo lo que dije desde lo más profundo de mi corazón.

Mis muy queridos lectores:

Hay muchas razones por las que amo, respeto y promuevo movimientos donde se crean organizaciones. Sin embargo, hoy quiero compartirte el motivo más poderoso que he encontrado por el cual lo vengo apoyando más que nunca el que hoy y desde hace un año hago como negocio alterno. Aquí va: “Dios siempre puede multiplicar lo que tienes sin importar desde dónde y cómo te encuentres, y una poderosa vía para demostrártelo es conectarte a organizaciones y tú trabajar para su crecimiento”.

Es posible que las cosas se pongan difíciles en algún momento de nuestras vidas. Muchas veces te vas a preguntar con ansiedad: “¡Cómo voy a resolver esto!”, con la angustia que tu lógica te hace ver como casi imposible el pagar esa deuda que va cada día en aumento. Por ejemplo, en pleno desempleo seguir con gastos fijos. En momentos como ese, quiero que sepas esto con absoluta certeza: así como Dios tomó los cinco panes y los dos peces y los multiplicó para alimentar a miles de personas, Él puede multiplicar lo que tienes, por mínimo que sea lo que crees tener. Y una de las más poderosas y divinas vías que yo he encontrado para que este tipo de milagros sucedan es precisamente “ponerte en el lugar” donde por sistema pueden suceder: modelos de negocio real como el que inicié hace un año. Dejé el negocio en el que estaba porque, a todas luces, iba en franca picada y no servía de nada para resolver mis problemas. Era tonto seguir ahí cuando con el rigor de la evidencia notas cómo no es generador de ingresos al nivel de solución. ¡Tenía que cambiar! Y cambié.

Sé perfecto que Dios puede multiplicar tu tiempo y ayudarte a que rinda más el trabajo. Puede multiplicar tu sabiduría y ayudarte a tomar mejores decisiones. Puede multiplicar tus finanzas de manera que veas cómo tu dinero alcanza para más. Dios tiene todo el control.

Esto te lo estoy diciendo mientras recuerdo haber leído con amor a Joel Osteen y parafraseo así muchos de sus conceptos aquí, pero yo, Alejandro Ariza, los veo clarísimamente reflejados en el comportamiento de lo que ya bien puedo llamar: el negocio alterno que me salvó y que fue el que Dios mismo me dio señales para emprender. Sé que esto sucede así. Vivo parado en la evidencia, y también observo la evidencia en cientos y cientos y cientos de personas que lo hacen desde que me han escuchado.

Mucha gente me ha preguntado cuál ha sido la fórmula de mi gran éxito. Y hoy quiero dejar por escrito la esencia de mi éxito:
Dos horas después de haber hecho la oración más sentida de mi vida, de alguna forma milagrosa, “algo” me llevó a ver en YouTube el video de un mexicano multimillonario, “Los 12 factores del éxito”. ¡Sentí un “clic” de inmediato con los conceptos que este hombre, hasta ese momento totalmente desconocido para mí, expresaba! Me decidí a encontrarlo enviándole mensajes por todas las redes sociales que mostraba con un tremendo impulso que sentí: solo y meramente para felicitarlo por atreverse a decir lo que ahí expresaba. ¡Yo sólo lo quería encontrar para eso y nada más! Dios tenía otros planes para mí. Tres días después él me llamó. Me alegró su llamada y recuerdo perfecto que solo me remití a decirle: “Señor Rafael Rojas… gracias por llamarme, de verdad que lo único, lo único, que quiero decirle es: ¡¡¡Felicidades!!! Lo que usted se atrevió a decir revelando los riesgos y errores de hacer negocios multinivel en ese video está lleno de verdad, todo eso me consta. Una vez más, mi más sincero reconocimiento, muchas felicidades”. ¡Eso era todo lo que yo quería decirle a este hombre por hablar con tanta verdad! Eso y nada más. Sin embargo, luego de mi felicitación y de la cual, confieso, estaba yo totalmente dispuesto a colgar para no ocupar más de su tiempo, él empezó a hacerme plática. Nos extendimos e incluso programamos otra llamada más adelante, la cual se extendió hasta casi dos horas. Lo demás es historia. Una historia planeada por Dios, no por nosotros.

En mis primeros 40 días en este bendito negocio al que me llevó Dios luego de suplicarle ayuda en mi oración, recibía poco más de $417,000.- de comisiones y bonificaciones. A los tres meses, poco más de un millón de pesos. ¡Ese extraordinario resultado nunca lo había vivido en ninguno de los otros negocios alternos que me he atrevido a hacer! ¡En ningún otro! Esto solo se puede vivir en el que hoy hago y del que siempre estaré agradecido con Dios, con mi papá que me escuchó “allá arriba” y con el señor Rafael Rojas y su distinguida esposa Mónica.

Dios siempre puede multiplicar lo que tienes sin importar dónde estés y cómo te encuentres. ¡Me consta! Lo único que yo hice después de orar fue seguir las señales de destino, Sus señales, Sus claras señales. Por supuesto que una de ellas fue trabajar, y trabajar intensamente -como lo sigo haciendo-, sin embargo, Él es el que me puso en este bendito lugar y bajo la guía del hombre que Él me presentó luego de orar, Rafael Rojas. El problema más grande se soluciona cuando uno se rinde y se pone plenamente en las manos de Dios… Y LE OBEDECES. Y sí, eso sí, soy muy obediente del Señor. Todo lo que Él me dijo que hiciera, lo hice. Incluso contra toda lógica de emociones a nivel humano. Me atreví a cambiar lo que como humano quizá no se me hacía nada fácil. Pero si la orden viene de allá arriba… ¡mira nada más los resultados aqui abajo! Conviene obedecer.

Cuando llegan las épocas difíciles no te acobardes ni pienses: “Ay, la situación está tan mala. Tendré que sostenerme como pueda porque no podré superarlo”. ¡No! Pisa fuerte el divino camino que te muestra Dios cuando oras -como fue esto para mí- y dí: “No me conformaré sólo con sobrevivir. ¡Progresaré! ¡Prosperaré! Y avanzaré a pesar de esta dificultad”.

¡Y lo harás! Te lo aseguro. Sólo atrévete a hacerlo.

Observa con detenimiento la cantidad de “milagrosos” contactos y relaciones que se suceden, por sistema, en un negocio real que viene como oportunidad para trabajar verdaderamente y ponerte a servir. Dios tiene todo el control. Y si lo observas con la mayor objetividad posible, alcanzarás a ver cómo existe una plataforma ideal para que Dios te multiplique y te prospere. Permite qué Él haga su trabajo. Pero entiende que la mejor forma en que puedes permitir que Él haga su trabajo es que tú hagas el tuyo, atreviéndote a “conectar y obedecer” dentro de un plan donde todo puede suceder. ¡Haz lo que se te indica de “allá arriba”! ¡Hazlo! Y espera milagros. Suceden.

Edito este texto con emoción y amor sincero cumpliendo hoy exactamente un año de ir transitando por mi noch más oscura y confesar la esencia de mi éxito, hacer oración.

Si tu has hecho oración, que sea esta columna parte de la respuesta que viene de allá arriba. Yo hago oración porque Dios me use para Sus planes y, con el corazón en mi mano, te invito a una presentación de esto que, desde hace un año, me resolvió la vida. El mejor negocio alterno en el que el Señor me ha puesto a servirle a los demás. Haz clic aquí y prometo llamarte lo más pronto que pueda.

¡Emoción por Existir!

-Alejandro ArizA.

Anuncios

29 comentarios sobre “Orar: la esencia de mi éxito.

  1. Estimado sr. Ariza: no sabe ud. Cuanto aprecio y admiro la magnitud de su exiti yla forma de inyectar ese optimismo a las personas que El Señor lo siga bendiciendo abundantemente es minoracion.

  2. Mi estimado amigo Alejandro si tuvieras la delicadeza de compartirme más es información estoy totalmente convencido de poder participa espero tu pronta respuesta que pases un extraordinario día

  3. Pero esta dispuesto apoyar sin acepcion de personas? sin asecpcion de numero de personas? Porque si Dios no hace acepcion, tampoco nosotros.

  4. Dr esta noche realice una oración con toda la energía de mi alma en búsqueda de oportunidades y me encuentro con esto. No hay casualidades si no diosidades.

  5. Justo cuando me encuentro haciendo oración y decretos, leo este gran texto. Llega a mi como una gran bendición Lo digo con sinceridad, lloré al leerlo, estaba sintiendo que Dios me respondía con las palabras exactas, con lo que necesitaba saber, era como una “plática” entre Él y yo.

  6. Justo cuando me encuentro haciendo oración y decretos, leo este gran texto. Llega a mi como una gran bendición. Lo digo con sinceridad, lloré al leerlo, estaba sintiendo que Dios me respondía con las palabras exactas, con lo que necesitaba saber, fue como una “plática” entre Él y yo. Dr. Ariza, gracias por hacerme sentir esta gran magia. Y ahora también lo agradezco a Dios. Bendiciones inagotables en tu vida.

  7. Dr. Alejandro Ariza
    Gracias por compartir su sabiduría generando inspiración en los que hemos tenido la dicha de presenciarlo.
    Este negocio es increíble !!!
    Comapartiendo el bienestar para que nos atropellle la dicha y nos aplaste la felicidad.

  8. habemos gente tan necia… que teniendo la oportuidad le encuentra un “pero” a todo y creo ser una..la familia, la distancia, el tiempo, y el trabajo… gracias por la reflexion en un momento dificil que me encuentro.

  9. Dr. Alejandro Ariza, gracias por este hermoso mensaje llego en el momento justo, una respuesta a mis plegarias, los tiempos de Dios son perfectos, me encantara recibir su llamada, Dios lo bendiga.

  10. Buen día Dr Ariza.
    Hace aproximadamente dos años me enviaron este enlace, pasaba por momentos muy difíciles con mi familia y no recuerdo si leí este mensaje. Pero hoy en un intento de hacer espacios en mi celular abrí este enlace y siento que es el momento perfecto, lo que tanto he buscado en mi vida.
    Le agradezco su compartir y deseo más información a cerca de ese negocio. Espero su respuesta. Gracias.
    Excelente día.

  11. Dr.Ariza estoy pasmada con lo que he leido y creame que yo me encuentro en ese momento en Ceros sin trabajo y con la oportunidad ahi esperandome …ahora veo que no he sido obvediente como Ud.y no lo habia visto ,solo me he sentido frustrada y desorientada …me podria ayudar?? Por favor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s