Amistades largas.

¿Cuál será la condición para lograr tener «amistades largas»? La respuesta quizá resida en un afamado refrán que dice así: “Cuentas claras, amistades largas». Precisamente de eso te quiero hablar hoy. Todo sucedió hace algunos días en que revisando mis redes sociales, se me apareció un artículo, por demás interesante, en donde un afamado grupo musical británico, famoso por allá de los años 80’s, se volvía a reunir después de varias décadas para promocionar su más reciente disco. Estoy hablando del grupo «Duran Duran». En la entrevista, de afamada revista, la pregunta fue obligada: “¿Cómo han logrado permanecer unidos y llegar hasta este punto?”. Me sorprendió la respuesta que dio en forma inmediata el líder del grupo, el vocalista Le Bon, cuando afirmó: “Nos la pasamos bien, nos divertimos con lo que hacemos, pero sobre todas las cosas, nos repartimos el dinero en forma equitativa y justa”. ¡Eso fue lo que dijo sin chistar! Quizá tú, al igual que yo, nos esperábamos alguna respuesta como: … es que somos amigos de toda la vida, es el resultado de caminar juntos por tanto tiempo, el éxito nos unió, nos queremos mucho, tenemos una amistad auténtica y profunda, las aventuras en común consolidan y nos hacen indisolubles, etc. Pero no. A lo que le dio mayor énfasis como respuesta a la pregunta de cómo han logrado permanecer juntos por tanto tiempo fue a un tema de dinero, el reparto de éste con toda justicia y equidad por partes iguales para todos los integrantes. Eso explicaba cómo han logrado permanecer juntos por casi 50 años. Ahí está, “Cuentas claras, amistades largas”.

Más adelante asimismo, se hizo mención de cómo era de admirarse que los integrantes de la serie televisiva «Friends», también pudieron permanecer juntos por tanto tiempo. Se les hizo la misma pregunta. Y sorpresivamente la respuesta fue en la misma tesitura cuando uno de los integrantes confesó que el dinero que ganaban se repartía justamente y por igual a todos los personajes. Quizá la reflexión de hoy se antojaba más «romántica» tan sólo por el título de la columna, “Amistades largas”, pero creo que debemos de reflexionar fríamente aún dentro de un marco romántico.  A todos nos conviene madurar observando la verdad práctica. Por mi parte, me puse a reflexionar también en mis amistades. Son un hombre de muy pocos amigos, pero analicé y tengo algunos amigos con los que llevo años y años de relación, y también reflexioné, por lo mismo del tema, a las personas que se han desaparecido de mi vida y que en algún momento las creí amistades. Y, pues efectivamente, las amistades más largas y duraderas que tengo son aquellas con las que, curiosamente, nunca han habido solicitudes de dinero prestado, por citar un ejemplo relativo a la reflexión central de hoy, el tema del dinero como sostén de relación. He observado con profunda atención que uno de mis mejores amigos, independientemente de las extraordinarias virtudes que tiene y me unen a él, es porque precisamente nunca en la vida me ha pedido dinero prestado y, por supuesto, yo menos a él. Curiosamente, todo ha marchado de maravilla. En varias ocasiones, muchas, lo invité a cenar, a él y a toda su familia, pero en su momento, cuando el mejoró su economía, también él me invitó a mí y se sucedió ese ingrediente que debe de existir en toda pacífica amistad: justicia y equidad. 

¿No se te hace revelador este tema así expuesto? En esta ocasión, de forma breve y sucinta pero quizá, por lo mismo, profunda y confrontante, te quiero invitar a que analices tus relaciones, tanto amistosas como quizá incluso la de pareja que tengas. Quizá notes que “los temas de dinero” tienden a unir o tienden a separar a las personas. 

Mis sugerencias relativas a este tema serían cuatro:

1. Siempre ten tu propia fuente de ingresos y nunca dependas de alguien

2. Habla abiertamente de cómo sentirías justicia y equidad para realizar los pagos que involucren lo que se adquiere para los dos, y siempre habla esto antes de consumir el servicio o producto

3. Si detectas molestia en la otra persona por tocar el tema, mejor vete separando de esa relación. Si tú eres al que le molesta, aprovecha esta oportunidad para madurar y confrontarte con la verdad de lo que siente el otro

4. Siempre procura ser justo, es una puerta hacia la amabilidad

Si tienes la fortuna, la bendición, de qué tu pareja cubra tus gastos o te apoye económicamente en forma importante, agradécele siempre, agradece a Dios esta oportunidad indescriptible, pero aún así, procura tener tu propia fuente de ingresos. Y si es el caso, procura «corresponder» con quién te apoya mediante tu entusiasta ayuda para ella o para él.

Desde que publiqué mi libro, Inteligencia para el dinero, expliqué que existe una tremenda relación emocional de las personas con el dinero. Si eres sincero tú lo puedes notar claramente. Cuando estás pasando por rachas de prosperidad y abundancia, suelen coincidir con estados de ánimo repletos de alegría y buen humor, pero cuando pasas por carencia, la sensación de preocupación siempre salpica las emociones gestando un carácter hostil y agresivo. Al ser humano no le gusta confrontarse con la verdad cuando ésta le duele, y esta es la razón por la cual cuando te encuentras de malhumor prefieres decir que no sabes por qué cuando, en realidad, lo sabes perfectamente: tienes problemas de dinero. Y lo más absurdo: en vez de solucionar el problema de dinero, te sigues haciendo tonto hiper actúas tu malhumor dañando emocionalmente a cualquier persona que se acerque a ti, tu pareja, tus hijos, tus amigos, la sociedad en general. Y mira que he observado en consulta que para pasar por carencia no necesitas vivir una verdadera tragedia económica, basta que no ganes lo que a ti te gustaría ganar para que te cambia el carácter, incluso, ganando lo suficiente. Ironías del comportamiento humano.

Si quieres mejorar tu vida de relación, mejora tu economía personal. Se oye fuerte, se oye crudo, se oye con tintes desagradables, porque se hoy es una verdad. Te invito a que reflexiones al respecto. Me encantará leer tus comentarios. Mientras tanto, hazlo que esté a tu alcance para conservar tu…

¡Emoción por existir!

–Alejandro Ariza Z. 

2 comentarios sobre “Amistades largas.

  1. Hola 👋🏻 me da gusto poder saludarle, y así es el “dinero no dará felicidad a pero como tranquiliza los nervios” y al no estar estresada fluimos con el universo y por ende atraemos más se anulan cualquier sentimiento negativo, que lastima que por el dinero se pierdan amistades o peor la familia 😔 por eso el dinero aún siendo superfluo requiere inteligencia tanto para dar o como para recibir, lo que usted se refería equidad e igualdad.
    Muchas gracias 😊

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s