Sal de la ilusión.

Hace unos días alcancé a leer un tipo de frase célebre que decía más o menos así: “El hombre común no dedica tiempo ni interés al autoconocimiento ya esa verdad puede ser muy dolorosa, mientras tanto y por lo mismo, prefiere ignorar, sosteniéndose de la ilusión”. Y el día de hoy, iniciando mes, de inmediato asocié esa idea a la creación de un presupuesto. ¡Precisamente por eso la persona común no hace un presupuesto! Confrontarte con la verdad de tus finanzas puede ser doloroso, entonces mejor te mantienes en la ilusión que surge de la ignorancia.

Precisamente hace un momento estaba terminando de acomodar los montos de dinero en sus respectivos objetivos mensuales, hábito que he desarrollado siempre que inicia un mes y lo hago ya desde hace varios años. Aquí déjame decirte algo: saber la verdad “pudiera” doler, pero más que nada, libera y engendra paz. La verdad puede doler no porque la verdad misma genere dolor, sino más bien porque descubres que la verdad no es como tu ilusión. El origen de tu dolor es la ilusión, la ilusoria expectativa sostenida por la ignorancia de la verdad. Eso duele. ¡Pero debes darte cuenta del absurdo de ese tipo de dolor, al ser autoprovocado! Tú solo te engendras dolor precisamente por no querer conocer la verdad.

Te quiero recomendar cuatro pasos para sentir paz y seguridad auténticas, lo que genera conocer la verdad:

  1. Desea vivir en paz y seguridad verdaderas
  2. Confróntate cuanto antes con la información, haz un presupuesto
  3. Respeta por sobre todas las cosas tu presupuesto.
  4. Sal de la ilusión

Desea vivir en paz y seguridad verdaderas. En este primer paso (el primer paso de todo radica en el deseo, tu más auténtico y profundo deseo), y la clave transformadora está en la palabra “verdaderas”, porque podrías creer, podrías llegar a sentir una paz y seguridad (falsas) si te mantienes en la ilusión, esa que sostienes por ignorancia autoelegida. Si no sabes nada de tu presupuesto, si no tienes extremadamente claros tus números, nada mejorará verdaderamente en tu vida, no podemos mejorar lo que no medimos, sólo creerás que mejoras, pero como es falsa esa mejora, si mantienes esa ignorancia por mucho tiempo, la caída cada vez será más fuerte, esa caída que sucede al llegar a conocer la verdad. Decide cuanto antes saber la verdad. Te repito, parecerá que duele, pero ese dolor es un espejismo, es tu ilusión de estar bien cuando no lo estás, lo que duele. La verdad te liberará de esa ilusión, de ese dolor. Así vivirás paz y seguridad verdaderas.

Confróntate cuanto antes con la información, haz un presupuesto. ¡Tienes que darte el tiempo para hacer un presupuesto! ¡Tiene que saber qué es y cómo se hace uno! Es una herramienta extremadamente poderosa. Todo esto lo explico en mi libro Inteligencia para el dinero y en mi webinar del mismo nombre. Estudiar y disfrutar ese webinar de casi cuatro horas de información transformadora puede cambiarte la vida más de lo que te imaginas. Es invertir en un conocimiento trascendente.

De verdad, si no te das el tiempo, todos los días, significa que te mantienes en la ilusión. Y no, no basta con tener una idea, no basta con más o menos saber, no basta con suponer. Todo eso es palabrería de autocomplacencia. Tienes que saber con exactitud a dónde se está yendo tu dinero para que el que decida cómo, cuándo, cuánto y a dónde se va, ¡seas tú! Por ello hacer un presupuesto te da un gran poder. Te hace líder de ti mismo. Sientes esa paz y seguridad propias de un líder. ¡Hazlo!

Respeta por sobre todas las cosas tu presupuesto. En otras palabras: vive dentro de tu realidad. Si te mantienes limitado a tu realidad, tu presupuesto, te moverás exclusivamente en áreas de paz y seguridad verdaderas. Te sales de tu presupuesto (que el colmo es salirse por no saberlo, error sobre error) y caminas en la angustiante incertidumbre, incrementando “inconscientemente” tus deudas, sintiendo una falsa paz y seguridad. Quizá no haya nada peor que endeudarse. Afecta tu salud en todos los aspecto, iniciando con la emocional y sucediendo naturalmente hasta en la física. Sientes el mundo amenazante. Sin saber que eso de “el mundo” eres tú. Tú te amenazas a ti mismo. Vivir tu realidad y no salir de ahí, es saber vivir en pa y seguridad.

Sal de la ilusión. Esto sucede en automático al haber realizado los pasos anteriores. Este suceder es hermoso. Este suceder te hace caminar con pies de plomo. Vives seguro y en auténtica paz.

Mi deseo –mi misión de vida– es ayudarte a entender para que vivas mejor. Créeme que salir de la ilusión es vivir mejor, ¡mucho mejor! ¡Infinitamente mejor! Date el tiempo. Y si no sabes cómo, sabe que puedes contar con mi ayuda en una sesión privada que pudiéramos tener tú y yo para que analicemos tu caso a detalle, personalmente y en vivo. Cuenta conmigo. Tan sencillo como programar una sesión conmigo aquí.

Espero que mis letras de hoy hayan traído luz a tu vida…

¡Emoción por existir!

–Alejandro Ariza Z.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s