A favor y en contra.

Tú serás el único que logres alcanzar a descubrir la verdad que te corresponde saber. Hoy en día, en esto creo. Hoy en día, del tema que quieras, encontrarás opiniones a favor y en contra y ambas por parte de “expertos”. ¿Qué hacer en ese caso? ¿A quién creer? A ti mismo. Esa sería mi sugerencia. Hoy más que nunca, con tantos “expertos” que existirmos a favor o en contra de algún tema, hoy en día con la hipercomunicación que existe en el mundo, con el acceso inmediato a tan sobrecogedora cantidad de información que podemos tener, el resultado de una investigación puede resultar en extremo confusa. Entonces, ¿qué hacer? Mi sugerencia ya te la he adelantado: tú serás el que tenga la última palabra. Aquí te “desmenuzo” mi sugerencia:

1. Investiga por tu parte
2. Escucha varias opiniones, idealmente de personas que para ti tenga la autoridad en el tema que investigas
3. Sabe anticipadamente que habrán opiniones a favor y en contra, por expertos, del tema que investigues
4. Usa la lógica y no la emoción para entender
5. Ante opiniones encontradas, básate en “los resultados” más evidentes a los que tengas acceso para tomar una decisión
6. Prueba en ti mismo y observa tus resultados
7. Cree en tu propia experiencia
8. Entiende que si tu opinión no está de acuerdo con la de ciertos “expertos”, puede ser factible, pero aún así, es tu vida sobre la que estás diciendo.

En esta época nos está tocando atestiguar cómo salen verdades a la superficie, más que nunca. Ya había leído profesías de que eso sucedería alrededor de estos tiempos… y sí, ya me alcanzó la vida para atestiguarlo. ¡Cuán impresionante se me ha hecho poderlo ver! Todos podemos estar incluso confundidos. Por citar un ejemplo de primera mano en mi caso como doctor, yo mismo he estado confundido y he logrado salir de la confusión aceptando que lo que aprendí como verdad al estudiar Medicina hace muchos años, hoy se demuestra fehacientemente que fue un error o una mentira por intereses económicos creados. Basándome en lo ideal, uno como médico siempre será honesto, pero también he de afirmar que uno como médico puede estar equivocado e ignorar honestamente esa equivocación. Han pasado los años y llego a dudar acerca de quién me dió mi entrenamiento médico formal, si la universidad o los laboratorios farmaceúticos a través de lo que les decían a mis maestros. Y como este ejemplo, un sinfin de muchos otros en temas como la política, la religión, los negocios, etc.

Si crees el alguna “autoridad” de determinado tema, te va a servir para ahorrarte mucho camino en alguna investigación, pero hoy en día, sugiero que bases mucho tus conclusiones en la evidencia de tus resultados, esa siempre será más fuerte que la teoría, incluso la explicada por un “autoridad”. Si yo te dijera lo que sé -y que no puedo revelar- de lo que afirman ciertas personas que se califican como “autoridad” en negocios, en política, en medicina, en programas de televisión… si te dijera “la negociación” que yo sé que hay atrás de sus opiniones… de verdad que no lo podrías creer. Así me ha pasado a mí. Por mi trabajo y por ser como soy, la vida me ha puesto a saber la verdad, la negociación y lo publicado. Varios calambres cerebrales he vivido por saber acerca de todas las máscaras que se fabrican alrededor de un hecho. De verdad que uno llega a momentos donde ya no sabe uno en qué o en quién creer. Y pues bien, llegando a ese punto… te tienes a ti y a tu criterio. ¡Si te basas en la lógica más elemental, te ayudará a salir de la confusión! Solo necesitas escuchar más a tu lógica basada en la evidencia que aquello que se te repite una y otra vez. Recuerda que es famoso el precepto que afirma que cuando una mentira se dice el número suficinete de veces, empieza a apreciarse como verdad. 

Investiga por tu cuenta, haz amistad profunda con un experto para que te diga más allá de lo que dice públicamente, ten conversaciones con gente inteligente y en privado sin la presión de los medios y con la dicha de la intimidad, lee blogs. Descubrirás que vivirmos en dos mundos coexistentes, el real y el publicitado. Lejos de molestarte con la enorme manipulación que irás descubriendo, puedes irte alegrando de ser de los que poco a poco van saliendo de ella, de los que van despertando. Al principio te darán ganas de salir corriendo para despertar a millones que ahora apreciarás dormidos. No, ni lo intentes. Así no funciona esto. ¡Te lo digo yo con experiencia de más de 23 años de intentar ayudar a despertar a la gente! La gente no despierta por que tenga un despertador al lado, la gente despierta porque llegó su momento de despertar, con o sin despertador al lado. 

Como “premio de consolación” existirá que poco a poco, por ley de semenjanza -que tanto explico en varias de mis conferencias-, irás conociendo a gente que va despertando a una Nueva Conciencia, como tú lo empiezas a hacer. Surgirán nuevas amistades, las del nuevo nivel de conciencia al que has llegado. Disfruta dialogar ahí. No podrás dialogar mayormente en otros medios. Solo por inteligencia te acoplarás aún sin estar de acuerdo, por sana convivencia, por el respeto y tolerencia a las diferencias, pero no, no intetnes a nadie cambiarlo de su verdad. Mejor escribe al respecto… para que por destino llegue un lector cuyo momento sea de su despertar y le haga sentido tus letras. Yo así llevo 23 años. Ha sido una estrategia prudente y pacífica, de ahí mi sugerencia.

Encontrarás opiniones a favor y en contra… cree en ti.

Anuncios

8 comentarios sobre “A favor y en contra.

  1. Excelente como siempre Doctor Ariza, “La Fruta Madura por si Sola y no por los deseos del Hortelano”, hace tiempo lo leí en la biblia y me impacto, hoy lo confirmo con mi día a día y con frases cómo la suya, “La gente no despierta por que tenga un despertador al lado, la gente despierta porque llegó su momento de despertar, con o sin despertador al lado”.

    Namasté

  2. Muy fascinante diálogo, un fuerte abrazo espero volver a verte en alguna conferencia, te vi en un Congreso en Aguascalientes del año pasado y fue espectacular! Saludos desde Nayarit.

  3. Dr. Alejandro, ese despertar a veces se torna oscuro y, de repente, llega la luz. En ocasiones se pierde la brújula y hay que retomar el camino desde el principio. Difícil, pero gratificante. Eso de escribir, no lo había contemplado, pero me parece una buena sugerencia. Saludos y mi admiración para usted.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s